Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘politica’ Category

Hasta hoy fui opositora
María Alejandra Fernández – http://www.aporrea.org
10/04/13 – www.aporrea.org/actualidad/a163132.html

Es curioso estar escribiendo para intentar publicar en un medio de comunicación que por años me causó rabietas. Soy una venezolana, profesional desde hace años, egresada con honores de una reconocida universidad privada del país. No ejerzo mi profesión directamente porque me encargo de administrar un local comercial del cual puedo extraer suficientes recursos para mi apacible vida.

Vivo en el este de Caracas. Me inculcaron desde mi niñez el amor a mis semejantes y la honestidad. Fui de joven muy ingenua, lo cual me hizo decepcionarme de la calidad humana de muchas personas. Siempre me han interesado los asuntos de interés social, puesto que pienso que algún papel vinimos a desempeñar en esta vida y ese desempeño, es social o no es nada. Albert Einstein decía “Sólo una vida que se vive al servicio de los demás, vale la pena vivirla”.

Siempre me parecía detestable cómo en los años 90 la gran mayoría de los habitantes de mi país no tenían acceso mínimo ni a la alimentación sana y mucho menos a otros recursos propios de las mínimas condiciones de vida, entendiendo que la bonanza propia de los ingresos petroleros era significativa y un sector de la sociedad se apropiaba de dichos recursos. De Chávez no tuve una muy buena impresión desde su aparición. El carácter conservador de mi familia lo etiquetó como un “loco violento” y mi edad no me capacitaba para profundizar en ese análisis.

Ahora bien, sé que esta publicación me va a traer serios problemas familiares. No me importa. Debo decir que me cansé. Me cansé de que la oposición por la cual voté tantas veces (incluso el 7 de Octubre) mienta a cada momento, en cada época, sin que eso tenga consecuencias serias.

Recuerdo que en 2002 me decían que íbamos a perder la potestad de nuestros hijos. Eso me causó una angustia demasiado fuerte y sentí verdadero odio por Chávez. Cada vez que aparecía en TV lo maldecía y cambiaba el televisor. Así llegué a estar. Casi nunca lo vi.

Cuando Chávez murió, sola, en casa. Me quedé reflexionando… Era aquel hombre, verdaderamente merecedor de todo mi odio? ¿No fue acaso siempre coherente y sincero respecto a todas sus intenciones e ideas? ¿No cumplió verdaderamente con su compromiso que tanto juró? Ante tanta duda, lo confieso, como soy una voraz lectora y una estudiante sin remedio, decidí investigar y leer de la manera más objetiva posible para re-crearme un criterio político con un menor sesgo.

Pues, señoras y señores… No se imaginan cuánto he llorado. Me dispuse de manera muy objetiva a buscar información y videos de todo tipo, me dispuse a leer críticas negativas contra Chávez pero sin sesgo, leí las positivas, la visión que por tanto tiempo había despreciado.

Debo confesar que estoy profundamente arrepentida de haberme opuesto a su mandato y de haber vertido tantas maldiciones en su contra. Era un hombre con defectos, pero, definitivamente, Chávez cambió la historia política de mi país y la cambió para bien. Es algo objetivo, palpable, demostrable.

Luego de quedar en esa especie de shock, comencé a preguntarme… ¿Cómo fue posible que por tantos años, a una persona como yo, que me considero inteligente, graduada con honores, me hayan podido engañar así?… Pues sí, me engañaron.

En ninguna parte de discurso alguno de Chávez ni de ningún vocero del bolivarianismo, se habló nunca de que el gobierno planteaba quitarnos a nuestros hijos. El problema fue el sesgo. Los medios que yo leí me pintaban a Chávez como el malo y punto, y así me lo creía, porque “tenía que ser verdad, salió en el periódico”.

Por lo tanto, todo lo que de él se decía, siempre negativo, generaba una automática creencia. Y todas las semanas algún nuevo comentario salía que infundiera temor. En mí, lo lograron. Y créanme, nunca he querido mal para mi país, todo lo contrario. Así nos fueron llenando de dudas, temores y RABIA. Una vez leí que posiblemente nos desalojaran de nuestras casas. Lo creí como una tonta. Otra vez leí que iban a prohibir los créditos para carros. Y así, me fui haciendo una larga lista de recuerdos de cosas que me hicieron rabiar y que, curiosamente, JAMÁS se cumplieron. Todo fue falso para generarnos miedo. Y lamentablemente mucha gente de clase media, que ha trabajado para ganarse sus cosas, se siente amenazada por el gobierno, por algunos errores discursivos de voceros oficiales que no saben separar a la ¿burguesía? super-adinerada de la clase media que sólo trabaja y vive cómoda, pero fundamentalmente la gente se siente amenazada es por culpa de los medios. Muchas de esas falsedades que YO me creí, nadie las dijo desde el sector chavista, siempre lo dijo un medio privado.

Me puse a pensar entonces en muchas cosas. Recordé las cuñas que insinuaban que el gobierno nos iba a quitar los comercios, que el gobierno nos iba a prohibir tener dos carros. Pregunto a los opositores que me leen.. ¿Se dan cuenta de que llevan años engañándolos? Yo me di cuenta.

Por otra parte, reflexioné: Chávez decía “voy a hacer una misión de viviendas” y todos los días entregan viviendas, Chávez dijo en el 90 “voy a hacer transformaciones profundas” y , se dan cuenta? hizo transformaciones profundas.. Siempre, desde los años 90 (conseguí videos) Chávez tuvo UN SOLO DISCURSO, y siempre lo cumplió. Busquen si quieren videos de Chávez en youtube, en el programa de Oscar Yánez, todas, TODAS sus promesas de campaña las cumplió. http://www.youtube.com/watch?v=TZXqIobGgVE http://www.youtube.com/watch?v=2LOCqQlMQp0

La verdad está de su lado. No me cabe la menor duda. Lo que sí me cabe es un profundo arrepentimiento por no haber escuchado tantísimas veces a Chávez y por no haber aportado en ideas a la construcción de este país, que, ahora entiendo, es de todos. Y es de todos no porque yo lo diga, sino porque es verdad. Todos podemos ir al sistema médico de la misión de salud, mis vecinos votan por la oposición y compran carros Orinoco. En vez de quitar los pequeños negocios este gobierno no ha cerrado NI UNO y ha incentivado nuevos comercios, se está impulsando por primera vez en la historia la producción nacional. Comencé de repente a ver todo lo que antes no había visto.

Sí, hay MUCHOS defectos. Pero muchos de esos defectos no son culpa de Chávez ni del gobierno de Chávez. La inseguridad, por ejemplo. Al hermano de un amigo, lo mataron hace unos años. Luego de las investigaciones se supo que uno de los involucrados era un joven de 25 años militante de Voluntad Popular. ¿Puede decirse que los homicidios son culpa de Chávez y Maduro cuando el que hala el gatillo es un miembro de la oposición? ¿Puede decirse acaso, que es culpa de la oposición? La respuesta en ambos casos es NO. Esa culpa, muy aparte de las causas culturales y estructurales, es responsabilidad de quien hala el gatillo y de más nadie. Alguien me podría decir: El Estado es responsable de garantizar seguridad. Respondo: Sí, es cierto. Y me pregunto, ¿el chavismo ha hecho esfuerzos? La respuesta sin dudas es un contundente SÍ. Crearon una UNIVERSIDAD exclusivamente dedicada al tema de la seguridad, están graduando miles de policías, están trabajando las causas estructurales, eso NO se puede negar.

El tema petrolero, que, por mis estudios sé que es el tema más importante de nuestra economía, el chavismo lo rescató desde todos los puntos de vista posible. Tuve la oportunidad de estudiar el tema. Las transformaciones han sido de la tierra al cielo. Recuerdo de niña, que yo veía en la ciudad MUCHOS niños desnutridos, ya no veo ni uno. Quedan niños pobres, pero como país siento que vamos en el camino correcto. Porque no se puede superar tanta miseria de un plumazo, eso he podido pensarlo, reflexionarlo y entenderlo.

Por último, quiero terminar haciendo un llamado a todas las personas de buena voluntad que están absolutamente en la oposición. Yo vengo de allí, sé que hay buena voluntad en muchas personas votantes de oposición. Mucha gente quiere paz, tranquilidad, prosperidad y superación de la pobreza. Lo que no abunda mucho allí es reflexión crítica y profunda, autocrítica. Uds, amigos, primas que me leen, estudiantes de la UCAB, de la USM, de la UCV. No se dejen seguir engañando, busquen material, busquen archivos, critíquense, reflexionen, tengan sus criterios pero propios, forjados, cuestionen los rumores que les llegan, sean cuales sean. No se dejen engañar como me engañaron a mí. No me odien, ustedes saben que yo los respeto y que quiero lo mejor para Venezuela. Respétenme a mí y háganme caso, sincérense con ustedes mismos. Complejicen el pensamiento, los que son buenos en matemáticas me entenderán bien en lo de “complejizar”.

No crean que de ganar Capriles (cosa muy negada por TODAS las encuestas), van a desaparecer de un plumazo todos los problemas. Al contrario, comenzaría un fuerte conflicto porque está claro que Capriles en Miranda enfrentó las misiones y si llega a Presidente algún día, será peor. La gente de este país, que ha podido estudiar gracias a Chávez, que ha podido trabajar gracias a Chávez, que ha podido tener mejor salud, gracias a Chávez; toda esa gente no va a dejar que se pierdan tantas cosas y que se privaticen, y ese es justo el plan de Capriles, privatizar, léanlo, yo lo leí, leí los dos. Completos. No crean que los delincuentes van a decir “ya ganó Capriles, dejemos de matar, dejemos de robar”, el problema es MUCHO más complejo que eso. No crean que un chavista fastidiado va a quitarles el suministro eléctrico.

Los problemas son complejos. No crean que Capriles sería mejor presidente cuando ha sido un PATÉTICO gobernador. Por cierto, tengo una prima que tuvo una hermosa hija con un problema serio del corazón, la niña vive gracias al cardiológico infantil, porque mi prima perdió sus recursos, vendió su apartamento para tratarla en EEUU… Saben para qué vendió su apartamento? Para no tener que llevar a la niña a un hospital chavista. Cuando se quedó sin dinero, la llevó al cardiológico porque no tenía más opción, la hermosa niña vive gracias al cardiológico. No pagó un centavo. Ella, mi prima Aracelis, también votará por Maduro. Se nos acabó el odio prima bella, menos mal. ¿Quieren ver cómo nació el cardiológico? Miren, esto lo vi en vivo, y me acordé de mi prima, y lloré. http://www.youtube.com/watch?v=Lr1zc6pkoDgb

Otra cosa, no puede haber cosa más falsa que decir que este sistema de gobierno es dictatorial, como dicen muchos. Tengo amigas que van a España y dicen que allá hay democracia, cuando hay un rey que nadie elige y gobiernan contra la mayoría de la gente, mientras dicen que aquí hay una dictadura cuando hay una elección o más por cada año y la participación de la gente en TODO es innegable. Muchas de esas amigas son opositoras por moda y no por criterio, ¡me perdonan pero es verdad!

Votaré por Maduro, en honor a ese hombre que, tuvo sus defectos, pero que fue un GIGANTE de la historia del mundo… y porque no voy a permitir que la misma gente que me engañó por años, me siga engañando, el proyecto de Chávez lo representa Maduro y no hay rumor que pueda contra esa gran verdad. Cuánto me arrepiento no haberme dado cuenta antes. Gracias Chávez por todo lo que diste a tu pueblo pobre, ahora entiendo por qué tanta pasión en esa gente.

Señores, me he quitado un gran peso de encima, que alivio. Muchas gracias.

marialefer11@gmail.com

Anuncios

Read Full Post »

Momentus Locuous

Honor a quien Honor se merece, mi querido Presidente esta de gira por los mal llamados paises “del mal” y la verdad que cuando llegue sera como papa en la quincena, viene cargado de real e inversiones, y me alegra de verdad, PERO no puedo dejar de decir unas cosas, como por ejemplo esas inversiones ¿llegaran al de a pie? o se quedaran en las manos de un Gobernador, Alcalde, o grupo de poder, de esos nuevos que nacieron, estoy en Guayana viendo con gran sorpresa e indignacion como el dinero del pueblo va a parar a manos de señores que maldicen una y otra vez a nuestro Presidente y a la Revolucion, y cuando quieren mas, le lloran y lo llaman “mi querido Presidente” y Chavez cae como pendejo, porque cuando se voltea le tiran piedras y le dicen lo que sea (nada bueno), MIENTRAS tanto los pendejos que seguimos a Chavez y lo defendemos, somo tratados como huerfanos, e indigente que pide limosna, la verdad eso me llena de rabia, sobre todo cuando los veo con los bolsillos FULL y en tremendo carro, y mentandole la madre a MI Presidente. ojala les llegue el momento de caersele la mascara y Mi Presidente se de cuenta de los errores cometidos.

Read Full Post »

Las Lineas de Chavez

¡¡Ay, Cardenal!!

N° 80. De fecha 11 de julio de 2010. Las más recientes declaraciones del Cardenal Urosa Savino nos obligan a realizar algunas reflexiones que consideramos pertinentes con el afán de ir colocando cada asunto en su santo lugar

I

Al culminar esta semana de ascensos militares y de graduación conjunta y pase a retiro, necesario es que reflexionemos sobre la Revolución militar que está en marcha en Venezuela. Y digo en marcha porque éste es un proceso que no ha terminado y que debe continuar radicalizándose, profundizándose permanentemente.

Las y los militares venezolanos estamos reencarnando colectivamente el espíritu de Bolívar y demostrando que somos dignos herederos y herederas y legítimos continuadores y continuadoras de su obra. Estamos asumiendo plenamente nuestra esencia bolivariana: ser pueblo en armas. Y quien dice ser, dice sentir, pensar y hacer.

Me parece pertinente recordar, en este contexto, unas palabras del General de la Dignidad, Omar Torrijos dirigidas a los militares de su Patria, recogidas por el gran escritor panameño José de Jesús Martínez –quien fuera uno de sus colaboradores más cercanos– en su extraordinario libro Mi general Torrijos (1987):
“El rango se da por decreto. La jerarquía se conquista con actos ejemplares. Tiene rango quien dice `Vayan´. Tiene jerarquía quien dice `Síganme´. La razón tiene rango. La necesidad tiene jerarquía. Los estudiantes, los obreros, los campesinos, los niños…, son las jerarquías a cuyas órdenes ustedes deben ponerse”.

Torrijos nos señala el camino del verdadero liderazgo militar en tiempos de Revolución. Toca, entonces, a todos los cuadros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, conquistar la jerarquía, cada día, con actos ejemplares. Hacer valer el compromiso que se encarna en cuatro palabras que son mucho más que una consigna, un lema o una divisa: ¡Patria socialista o muerte!

Bolívar, no lo olvidemos, siempre tuvo clara la diferencia entre rango y jerarquía: “Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria”. Grábense a fuego estas palabras en el alma, en especial, los nuevos cuadros de la Fuerza Armada.

En otro orden de ideas, considero que es de la mayor importancia seguir rompiendo con los anacrónicos paradigmas impuestos por la IV República. Un ejemplo elocuente de esta ruptura lo tuvimos esta semana: el ascenso al grado de Vicealmirantas de Carmen Meléndez de Maniglia y de Silvia de Semeco. Junta a ellas, la Aviación Militar Bolivariana cuenta con dos nuevas Generalas de Brigada y la Armada Bolivariana con tres nuevas Contraalmirantas.

¡Vamos, mujeres, que son ustedes la continuación de la Generala Manuela Saenz, de las combatientes Juana Ramírez, Josefa Camejo, Ana María Campos…!

El jueves 8 de julio en un imponente acto celebrado en el Patio de Honor de nuestra bicentenaria Academia Militar de Venezuela, comenzó la carrera militar de una nueva generación de hijos e hijas de nuestra Revolución Bolivariana.
582 nuevos oficiales de los diferentes componentes de la Fuerza Armada Bolivariana, recibieron el sable que los compromete con el supremo mandato bolivariano: defender activamente las garantías sociales y ser garantes de los derechos que el pueblo venezolano ha ido conquistando en su marcha hacia el socialismo.

II
En De militares para militares –libro publicado clandestinamente en la década del 60 y reeditado en el 2006 por el Fondo Editorial El Perro y La Rana– Manuel Asuaje Ortega, Américo Serritiello, Antonio Piccardo y Pausides González, los oficiales patriotas y revolucionarios autores de esta obra, nos dicen: “Lo que siempre hemos apuntado es que el militar no debe desconocer la política. Estamos hoy al borde de la destrucción por carecer de jefes que sepan defender la doctrina y las tesis de la Institución Armada como pueblo en armas.” Y remachaban: “Seríamos ciegos si no comprendiéramos que desde el 23 de enero para acá, el destino de las Fuerzas Armadas se está dirimiendo, no en los cuarteles sino en el campo de la política”.

Si en los años 60 del siglo pasado, desconocer la política era simple mengua, para decirlo con Bolívar, hoy, en tiempos de Revolución, sería una insostenible e imperdonable traición al pueblo.
Un oficial sin conciencia política, sin conciencia revolucionaria y patriótica, es una suerte de autómata que no estaría en condiciones de defender integralmente nuestra soberanía.

III
Las más recientes declaraciones del Cardenal Urosa Savino nos obligan a realizar algunas reflexiones que consideramos pertinentes con el afán de ir colocando cada asunto en su santo lugar.

Habría que hacer verdaderas peripecias doctrinales y teológicas para restarle a la figura histórica del Cristo redentor, su profundo sentido social, su opción preferencial por los pobres de la tierra, su amor desenfrenado por una humanidad fraguada en la hermandad y la justicia.

No seamos tan inocentes: la jerarquía Católica, como institución, ha jugado un papel esencialmente político, tratando de mantener, a lo largo de la historia, el estatus de dominación, incluso con la más criminal violencia. ¿O es que ya se olvidó, Cardenal, de los atropellos de la religión del Imperio cuando dejaron de existir las primeras comunidades cristianas? ¿O es que ya no recordamos el matrimonio de la espada y la cruz con la llegada de los genocidas europeos a tierras americanas o los cariños de la Santa Inquisición para con aquellos que no profesaban su fe?

Por otro lado, la consideración del ejercicio religioso desde el catolicismo se ha prestado y se presta a polémicas concepciones y a través de ellas fijamos el concepto de hombre en que creemos y la sociedad que anhelamos. Y es saludable que así sea, de lo contrario debemos seguir considerando que la interpretación de las escrituras sólo descansa en las máximas autoridades de la Iglesia, asunto nefasto para la propia vitalidad de la creencia.

IV
Detengámonos en dos concepciones contemporáneas en la historia de la fe: el Opus Dei y la Teología de la Liberación. ¡Vaya diferencia! La primera representa la doctrina de la opresión y de los intereses más deleznables, con la justificación de las desigualdades como principio divino; la otra la libertad y la justicia de los olvidados que tienen el sagrado derecho de existir en un mundo más humano.

Si esa es la balanza ante la que estamos, Cardenal Urosa, nosotros no dudamos por la segunda: la que más fielmente refleja el Sermón de la Montaña; la que nos hace herederos del Cristo liberador e hijo del amor. Cristo para nosotros tiene rostro de gente pobre y desamparada, jamás de explotadores y criminales. He allí la diferencia de principios partiendo del mismo Jesucristo.

En otro sentido, Cardenal, le ruego que no juegue a atrapar incautos con sus interesadas interpretaciones acerca de mi persona y del proceso bolivariano. Aquí avanzamos hacia una democratización plena que bien hemos llamado socialismo bolivariano, cuyo sentido primordial es darle poder al pueblo para que ejerza soberanamente su destino. Para nosotros, el marxismo es una herramienta que nos ayuda a interpretar al hombre, la sociedad y la historia, no un dogma, ni una cartilla.
Me reconozco como un hombre de fe e infinitamente he dicho que tengo al mismo Dios que ustedes tienen, como figura ejemplar de los más elevados valores de justicia, libertad e igualdad, tres pilares esenciales de la fraternidad ejercida más que vociferada.

La vida me ha enseñado que la amplitud de criterios es fuente sana de conocimiento y de ejercicio vital. Así, Cardenal, soy con mucho orgullo, Bolivariano, Cristiano… y también marxista. Si usted ve allí contradicción, poco puedo hacer para que lo entienda, en mí esas concepciones de vida conviven en una estrecha hermandad.

Cumpla con su papel, Cardenal, que yo sabré cumplir ante el pueblo con el mío, pero deje, por el amor de Dios, de seguir utilizando la mentira para pescar incautos.

Decir que copiamos modelos foráneos y nos guían ideologías extrañas que chocan con la legalidad que nuestro Pueblo se ha dado, no deja de ser un crimen en quienes, creyéndose dueños de la fe de los venezolanos y venezolanas, pretenden manipularla.

El Cardenal Urosa Savino debería demostrar, ante un tribunal, la inconstitucionalidad de la que, según él, son fiel expresión todas las nuevas leyes que nos hemos dado últimamente, así como las acciones de nuestro gobierno.

Invito a todos los venezolanos y venezolanas a revisar las hemerotecas y leer las declaraciones que Urosa dio a la prensa el 12 de abril de 2002. El hoy Cardenal Jorge Urosa Savino “expresó satisfacción por la culminación del gobierno de Hugo Chávez Frías, el cual calificó de verdadera pesadilla para Venezuela”, según las declaraciones publicada en el diario carabobeño Notitarde en su edición del 13 de abril. “Todos esos facinerosos, sus jefes y el mismo Chávez, deben ser juzgados y sancionados, porque tienen las manos manchadas de sangre y eso; no puede quedar impune”, expresó también en aquella ocasión el prelado. ¿Quién es el que está, entonces, fuera de la Constitución desde hace rato?

Va contra nuestra Constitución Urosa y la Conferencia Episcopal Venezolana cuando desconociendo el carácter laico de nuestro Estado, pretenden por igual erigirse en un poder estatal, dirigiéndose a nuestro gobierno e instituciones bajo la figura del “Exhorto” que encabeza sus comunicados y pastorales, bajo un chantaje que solo raya en la prepotencia y el desprecio que la alta jerarquía católica siempre ha manifestado contra nuestro Pueblo.

Ahora mismo recuerdo una frase que me salió del alma aquel atardecer del 13 de abril de 2002, cuando otro Cardenal, Ignacio Velasco, llevó a mi cuarto de prisionero en la Isla de la Orchila, a pedirme que “en el nombre de Dios”, firmara la renuncia a la Presidencia, porque según él, “ya todo estaba consumado”.

Estaba tranquilo el pedazo de mar que se abre más allá, hacia el gran caribe, pero yo olía la tormenta que ya se había desatado en tierra firme.
El pueblo estaba combatiendo en las calles, los militares patriotas se unían al pueblo, la dictadura perseguía y asesinaba, Venezuela estaba verdaderamente al borde de una guerra civil, y aquel Cardenal mentía a conciencia, diciéndome que todo estaba en calma, que el pueblo estaba tranquilo, que yo debería hacer “un último gesto” firmando la renuncia, que “ya todo estaba consumado” y que “Dios me bañaría de bendiciones”.

Fue entonces cuando le dije: “Ay, Cardenal, si Cristo te viera”.
Hoy vuelvo a decirlo: “Ay, Cardenales…” bueno, ahora me atrevo también a pedir que Dios les perdone.

V
También esta semana nos acompañó el presidente Rafael Correa, en ocasión de nuestro VIII Encuentro Presidencial; realizamos la primera transacción bilateral para poner en vigencia el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre). La Corporación CASA fue la primera empresa beneficiada en la operación bilateral, con la venta de cinco mil 430 toneladas métricas de arroz de Ecuador a Venezuela. El exportador fue el Banco Nacional de Fomento, ente que recibió por la transacción un millón 894 mil 15 sucres.

Igualmente, pasamos revista al avance de los proyectos y convenios suscritos entre Ecuador y Venezuela en materia de seguridad social, intercambio cultural, entre otros; e impulsar las negociaciones en torno a los seis ejes de la relación bilateral: soberanía social, del conocimiento, de seguridad y defensa, energético, productivo, financiero y comercial.

¡Es la Alianza Bolivariana que avanza, a paso de vencedores!

¡Patria, socialista o muerte. Venceremos!

Hugo Chávez Frías

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: